25 enero 2011

Cuentos Inhumanos



Participar en la edición de un libro, de cualquier libro, siempre es una tarea que da mucho trabajo. Pero resulta de lo más satisfactoria cuando va pasando el tiempo y te das cuenta de que todo el esfuerzo invertido ha dejado su poso. No me pondré aquí a alabar las virtudes de Cuentos Inhumanos, baste decir que uno de los relatos incluidos en la antología "El laberinto de la araña" ha recibido tanto el Premio Nosferatu, otorgado por los lectores de la revista Calabazas en el Trastero, como el Premio Nocte a mejor cuento, concedido por la Asociación Española de Escritores de Terror (Nocte). En realidad, prefiero que cada lector extraiga sus propias conclusiones (si todavía no lo tienes, no sé a que esperas, pulsa AQUÍ y encarga tu ejemplar):

En Ventajas de ser un hipopótamo:

(...) Porque no sólo creo haber descubierto a un gran escritor, sino también un nuevo estilo, una nueva manera de narrar, quizá una nueva forma de hacer literatura o, al menos, única en su especie, tan personal que abruma y despierta admiración. (Para leer el resto de la reseña, pulsa AQUÍ).

En Anika entre libros:

Sin lugar a dudas, una buena faena la realizada por Vilar-Bou a los trastos de escribir y de Verónica a los de ilustrar, para ofrecernos una serie de relatos e ilustraciones que ahondarán en nuestros miedos, en nuestros terrores, en una palabra, en nuestro lado “Inhumano”. (Para leer el resto de la reseña, pulsa AQUÍ).

En fantasy Mundo:

De nuevo el valenciano se ha ayudado de la fuerza creativa de Verónica Leonetti (Caracas, 1977). Sus ilustraciones acompañan con inusitado tino cada uno de los cuentos, aportando no solo curva al argumento sino siendo parte de él. Realmente sorprendente. (Para leer el resto de la reseña, pulsa AQUÍ).

En Nudo de piedras:

Contadas todas con la maestría del que conoce y ama su oficio y con la inestimable compañía de las ilustraciones de Veronica Leonetti, pequeñas cajas chinas en las que las formas casi nunca son lo que parecen, cada una de las sendas que esta obra propone entre sus páginas conduce al lector a territorios insospechados de su memoria y experiencia. (Para leer el resto de la reseña, pulsa AQUÍ).

2 comentarios:

Carlos dijo...

Lo inhumano puede evadirnos de tanta humanidad, es la magia de los libros.
Enhorabuena, a pulsar :)

Ana Laura dijo...

Felicitaciones :)